6 tips de la gente exitosa para mantener una actitud positiva

Lo mejor para superar un momento de crisis es mantener una actitud positiva.  Probablemente has oído ese consejo desde el jardín de niños.  El problema es que la mayoría de nosotros no sabe cómo aplicar ese adagio creyendo equivocadamente que no se puede controlar el temperamento de cada uno.  Pero con práctica, todos podemos aprender a controlar nuestras actitudes a fin de usarlas a nuestro favor más seguido.

Eso no significa que nos convirtamos en personas eternamente optimistas.  Nadie puede andar 100% del tiempo en su mejor disposición.  De hecho no debes hacerlo.  La clave está en aprender a pensar positivo cuando te enfrentas con adversidades, cuando los tiempos se vuelven realmente duros.  En esos instantes es cuando más útil es tener una actitud positiva.  Investigamos las experiencias de los empresarios más exitosos de FastCompany y aquí compartimos una lista de tips que ellos usan a a la hora de mantenerse optimistas.

1. Ellos desarrollan inteligencia emocional

Como el carácter, la inteligencia emocional no es una posesión asegurada.  Es algo que uno puede desarrollar con el tiempo y la práctica.  Empieza simplemente por reconocer que tus emociones son lo que te motiva e influencia tu comportamiento en lugar de verlas como barreras que te impiden lograr lo que te propones.  No somos seres enteramente racionales, por lo tanto no intentes ser 100% racional todo el tiempo.  La gente más exitosa y que mantiene una actitud positiva es la que ha aprendido aregular sus emociones.

Todos experimentamos subidas y bajadas en la vida.  La frustración, decepción, miedo, tristeza e ira forman parte de la naturaleza humana.  La gente positiva experimenta esos sentimientos sin permitir que ellos los dominen y están conscientes de que todo pasa con el tiempo.  Esta gente no toma decisiones cuando están en estados emocionales vulnerables.  Más bien esperan el momento en que recuperan el control. 

2. Ellos creen en sus talentos incluso cuando fracasan

No existe nadie que no haya fracasado al menos una vez en su vida. La gente positiva está consciente de eso y de que necesitan arriesgarse y rebasar sus límites, lo cual puede llevar al fracaso.  Aun así, ellos asumen nuevos retos con la premisa de que van a triunfar o al menos aprender algo útil de un posible tropiezo.  De esa manera aprenderán a hacerlo mejor la próxima vez.

3. Ellos se ponen metas constantemente

La gente que ha aprendido a pensar positivamente bajo presión, siente la necesidad constante de lograr algo nuevo.  Ellos usan las metas para medir su progreso, mantenerse motivados y enfocados en un objetivo.  Aprender a ponerse metas es un estilo de vida: Una vez que has alcanzado una, inmediatamente sientes la necesidad de ponerte otra.  Más que un continuo deseo de mejorar, tener una meta le da sentido y propósito a la vida.  Y eso es lo que te va a sostener cuando los tiempos se vuelven difíciles.

4. Ellos practican la gratitud

Pese a que siempre buscan nuevos retos, aquellos que logran mantenerse positivos son siempre gratos por lo que ya tienen.  No solamente agradecen a quienes los han ayudado sino que dan crédito a quien se lo merece.  Hacer eso funciona como una póliza de seguro contra el egocentrismo.  Y todos sabemos que no hay peor dolor que el del ego, cuando uno se enfrenta al fracaso.

5. Ellos miran el lado positivo de las cosas y animan a otros a hacer lo mismo

Aunque es claro a qué se refiere este punto, vale la pena explicar el impacto que tiene en otros y cómo fomenta la reciprocidad entre las personas.  Simplemente es más agradable estar rodeado de gente positiva.

La miseria ama tener compañía y la gente que la esparce se da cuenta rápidamente de que no atrae a otros sino los repele.  En cambio, la gente positiva tiende a atraer el apoyo voluntario de otros.  Esta red de colaboración coadyuva a su éxito lo cual hace que otras personas quieran trabajar con ellos.  

6. Ellos son mentores y aprendices comprometidos

La gente exitosa que logra mantener una actitud positiva nunca cree que lo sabe todo.  Frecuentemente tienen un libro que leer, un podcast que escuchar, un blog que revisar o alguna actividad que hacer para mejorar sus habilidades actuales o adquirir nuevas.  No solo que tienen mentores que los impulsan sino que ofrecen mentoría a otros.  Dejar que tus pasiones te motiven y rodearte de personas que hacen lo mismo, es una poderosa defensa contra la adversidad.

¿Has encontrado por tu lado otras maneras de mantener una actitud positiva frente a la crisis? Compártela con nosotros en los comentarios.

 

Nombres *
Nombres
¿Quieres recibir por mail las respuestas a tu comentario? *