6 cosas que debes saber antes de contratar servicios de head hunting

Las agencias o empresas de selección ejecutiva o head hunters se encargan de proveer el mejor talento a la hora de realizar una contratación estratégica para la empresa.  Para lograrlo, aprovechan su amplia base de contactos y experiencia para ahorrar tiempo y encontrar a los mejores candidatos para sus clientes.  Pero no todo es color de rosa en el mundo del headhunting.  ¿Cómo saber que estás contratando a la empresa correcta?

Para responder esta pregunta primero debes tener en claro cuáles son las razones para contratar un servicio como este:

  • Si no tienes tiempo para llevar a cabo un extenso proceso de selección o no posees los contactos de posibles candidatos del nivel deseado.
  • Si tu volumen de contratación es tan grande que sobrepasa tu capacidad interna de abastecimiento, te conviene externalizar la selección ejecutiva.
  • Si de repente el perfil ejecutivo que buscas es completamente nuevo, un head hunter con experiencia y una buena red de contactos te puede ayudar con certeza.

Ahora que pasaste el primer filtro y estás seguro de que necesitas contratar los servicios de selección ejecutiva, analiza los siguientes puntos que debes considerar antes de tomar una decisión:

1) Antes de llamar a la empresa que buscas contratar, asegúrate de tener una descripción clara de la vacante.

Invertir en selección ejecutiva debe rendir frutos y para que lo haga, es imprescindible que sepas transmitir la esencia del negocio y el tipo de expectativas que tiene tu organización de esta nueva contratación.

2) En lo posible, negocia los fees en función de los resultados. Para esto, debes prestar atención al proceso que estás contratando. 

Asegúrate de que haya garantía del resultado del proceso de negociación.  Y plantea el escenario en el que el resultado sea negativo para tener previsto un plan de contingencia con tu proveedor.

3) Asegúrate de que el contrato especifique con claridad cómo se medirán los resultados.

Define claramente los objetivos del proceso de selección y describe en detalle cómo se medirá el éxito.  Toma en cuenta estos ejemplos: “Entregar 6 candidatos calificados para entrevista” o “Proveer 2 candidatos aptos para ser contratados”.  Sé específico en esta parte para no caer en subjetividades ni tuyas, ni de tu proveedor.

4) Muchos contratos de headhunting prevén la fuente del candidato como un factor que los califica o descalifica a la hora definir los fees del servicio.

Revisa estos términos y asegúrate de entenderlos al igual que tus obligaciones como cliente.

5) Si contratas un experto, procura dejarte guiar por su expertise.

Si un candidato cumple con todos los parámetros que tú mismo pusiste a la selección, evalúa bien si es necesario seguir conociendo más candidatos “por si acaso”.  A menos que no estés seguro de haber dado una buena descripción del perfil que buscas.  Y si tu head hunter te dice que los requisitos que pides para el puesto son imposibles de encontrar o que tu oferta salarial es muy baja, presta atención. Recuerda que una empresa de selección ejecutiva calificada, conoce el mercado y debe estar en posición de brindarte ese tipo de asesoría.

6) Algunos headhunters son realmente malos en su trabajo.

Sea porque no tienen la habilidad para reconocer nuevos talentos o porque no les interesa mirar más allá de lo que están acostumbrados, la experiencia muestra que hay reclutadores que no hacen un gran trabajo a la hora de presentar a los mejores candidatos a sus clientes, aunque sí hacen un trabajo genial aparentándolo.  Invertir tiempo en conocer a la empresa que contratarás para selección ejecutiva es la mejor idea.  Busca entender su especialidad, investiga sus casos de éxito, recurre a referencias, en fin.  Tomarte el tiempo para validar tu decisión garantizará un buen resultado.

Muchos headhunters han dejado un mal sabor de boca a sus clientes y muchos otros han logrado todo lo contrario.  Esta industria es como cualquier otra en la que hay tanto buenos como malos proveedores. 

Por eso, tómate tu tiempo para conocer y comprobar la experiencia de tu head hunter antes de firmar un contrato de selección de ejecutivos.

 

Nombre *
Nombre
¿Quieres recibir por mail las respuestas a tu comentario? *